Neumaticos

Sabemos que cada conductor tiene su propio estilo de conducción única, así que recomendamos que cuando compres un nuevo neumático de coche tengas en cuenta criterios tales como la durabilidad, el rendimiento de los neumáticos de coche en carretera, las condiciones climáticas más comunes que deberás afrontar, el estilo de manejo al que se verá sometido, etc.

ANTES DE COMPRAR, ALGUNOS CONSEJOS

Recuerda siempre no utilizar diferentes ruedas en un mismo vehículo ya que cada marca tiene características propias que la hacen única para uno u otro uso. Si utilizas ruedas en mal estado o no aprobadas, puedes llegar a tener problemas con la cobertura de tu seguro en caso de accidente.

Una vez instaladas te recomendamos que la presión de aire utilizada sea la correcta. Esto es muy importante para el kilometraje y la vida útil de los neumáticos, así como seguridad de conducción. Si la presión en los neumáticos del coche es baja, puede afectar a la distribución de peso y generar sobrecalentamiento del motor. Además, esto provoca un aumento en el consumo de combustible. ¡Ahorra dinero!

Estudios regulares han demostrado que sólo aproximadamente uno de cada cuatro coches en la carretera tiene la presión de aire correcta. Encontrarás la presión de aire recomendada y más información en el manual del usuario o el fabricante del neumático.

Por último, deberías medir la presión de aire en cada parada en una estación de servicio, o por lo menos cada cuatro semanas. Los neumáticos de coche deben controlarse mucho en época de frío, y ten en cuenta que los neumáticos tienen una presión más alta en verano. Por lo que nunca liberes  el aire de un neumático caliente Bajo ciertas circunstancias, muchos neumáticos requieren de presión de aire diferente de cualquier neumático estándar.